007 y Aston Martin nunca mueren

25 réplicas del Aston Martin DB5 de Goldfinger, con sus “juguetes” y armas, recibieron luz verde para ser fabricadas a imagen y semejanza del original

Afortunadamente, solo habrá 25 terrícolas que en estos momentos se podrán dar las ínfulas de ser la saga de Sean Connery y emular en el volante al célebre agente 007, cuyas aventuras y lances se convirtieron en piezas fundamentales de los anales de ese cine de espionaje y acción. En especial, en la cinta Goldfinger, en la cual James Bond maneja un Aston Martin DB5 dotado de una serie de armas y accesorios que lo hacían letal para sus persecutores y perseguidos.

Aston Martin DB5 James Bond 02

ASTON MARTIN DB5 JAMES BOND

El auto se hizo tan conocido y admirado como el actor gracias a los aditamentos que le colocó el experto John Stears para la película que salió en 1964. Aston Martin le suministró a la producción dos DB5 que se exhibieron en la Feria Mundial de Nueva York en 1964 para promocionarla, pero solo uno de estos lo manejó en realidad Bond, pues el otro se usó en las escenas pasivas de rodaje en calles. Inicialmente, Ian Fleming, escritor de la novela que inspira la película, ubicó a Bond en un Mark III del modelo previo, pero Stears logró obtener el DB5, que era una mejor base para hacerlo.

La suerte del carro “más famoso del mundo”, como se le califica internacionalmente, tuvo muchos brincos. El número 1 “de calle” pasó por muchas manos y desapareció en 1997 de un hangar de aviación en Boca Ratón, Florida, supuestamente robado, pero hay sospechas de que fue desintegrado para cobrar un millonario seguro.

El segundo, en el cual se hicieron las escenas de acción, y que sí fue manejado por Connery –chasís DB5/1486/R–, está en poder desde el 2010 del coleccionista norteamericano Harry Yeaggy, quien en ese entonces pagó 4,6 millones de dólares por la pieza, que es la original, pues otros dos carros vinculados a las películas solo fueron elementos de publicidad, aunque en algunas partes los muestran como los originales de la filmación.

Aston Martin DB5 de James Bond 02

ASTON MARTIN DB5 DE JAMES BOND

Aston Martin conservó por un tiempo los dos carros reales de las películas, pero en 1968, antes de venderlos, les quitó todas las partes especiales. El primer comprador fue otro norteamericano, Jerry Lee, quien pagó 12.000 dólares por el carro principal, que estaba en mal estado. En 1977, Aston Martin le ofreció reinstalar por cuenta de la fábrica todos los ‘gadgets’ a cambio de exhibirlo en el Salón de Nueva York de 1981, y luego Lee se lo vendió a Yeaggy, quien lo conserva en perfecto estado.

La historia desemboca en que Aston Martin, en la misma línea de algunas marcas que están haciendo recreaciones de sus clásicos, anunció la fabricación del DB5 con todas las partes originales de carrocería en aluminio y la mecánica hechas por la casa tal como lo fueron los originales y con las réplicas de todos los trucos de los carros de las películas, obviamente no bélicas, pero representativas de los originales sistemas que hicieron del auto una celebridad.

Mecánicamente, las 25 réplicas están montadas sobre un chasís idéntico al de origen hecho en acero, donde reside un motor, tal cual el de la época, de seis en línea de 4,0 litros, tres carburadores SU, radiador de aceite, que eroga 290 caballos. Nada mal, como tampoco las 4.500 horas de trabajo que requiere cada unidad, cuyo proceso está en marcha y ya hay una pieza rodando, justo para promocionar una nueva película del 007, No Time To Die, que será la 25 de la serie y se estrena en noviembre próximo. La caja es una ZF manual de cinco adelante, y atrás lleva un diferencial autoblocante. Pura sangre oxigenada, 56 años después.

Aston Martin DB5

ASTON MARTIN DB5

No se preocupe por la oferta de estas exclusivas unidades, pues las 25 ya están vendidas por una suma cercana a los 3 millones de dólares cada una y, si bien son de una fidelidad casi absoluta, podrá reconocerlas si analiza los “cañones de las ametralladoras” que van detrás de los cocuyos delanteros, porque ahora solo lanzan chorros de agua a alta presión.

El proyecto, llamado ‘Job 1’, lo adelantan los mismos conceptores iniciales: Aston Martin y Eon Productions, en Inglaterra.

Aston Martin DB5 James Bond 03

ASTON MARTIN DB5 JAMES BOND

Datos
*Las 25 réplicas de los DB5 de Bond las fabrican en la histórica planta de Aston Martin en Buckinghamshire, Inglaterra, donde se hicieron los 898 modelos del DB5, incluidos los que estuvieron en las películas.
*El techo removible del lado del pasajero (es timón derecho, como todo carro inglés) es uno de los pocos equipos adicionales que se pueden agregar en el nuevo DB5, pues en el carro original el mecanismo no era operativo, aunque en la película se ve la acción.

Aston Martin DB5 James Bond 02

ASTON MARTIN DB5 JAMES BOND

Agua por aceite
Al levantar los stops, desde la cabina se pueden activar estos chorros de agua que ocupan el lugar de los lanzadores de aceite que tiene el carro original y con el cual la carretera se volvía un jabón para quienes lo seguían. Esta fue una de las herramientas más útiles en las confrontaciones con los enemigos. ‘Q’ (el actor Desmond Llewelyn) es en la película el inventor de estos aditamentos para luchar contra Goldfinger y sus compinches, un traficante de oro que quería apoderarse de las reservas de los Estados Unidos.

Las tres placas
Uno de los trucos disuasivos del DB5 que se reproduce en los actuales es el portaplacas giratorio adelante y atrás, que le daba tres matrículas diferentes al carro. Las bomperetas se extienden para chocar a los rivales, pero estas nunca se vieron funcionar en la película. Detrás de los cocuyos están los cañones que representan las ‘ametralladoras’ Browning .30, que producen destellos de luces y el ruido de los disparos se simula.
Si bien el fabricante anuncia que tiene los increíbles “slashers” en las ruedas traseras que salían para romper las del contrincante, no hay imágenes del nuevo DB5 que lo atestigüen.

Aston Martin DB5 James Bond 04

ASTON MARTIN DB5 JAMES BOND

Datos
*La “pantalla” protectora contra los disparos de los persecutores funciona en los nuevos carros, aunque no es una pieza blindada sino de un material más liviano, pero igualmente disuasivo e idéntico al que salvó a Bond en los lances extremos en las películas. La cortina de humo funciona tal cual. Por todos estos accesorios, que si bien son simulados, y por ser autos hechos a mano al tenor de las normas de los años 60, los 25 nuevos DB5 no están homologados para utilizarlos en las vías públicas, al menos por ahora. Eso hace más costosos y exclusivos los juguetes.
*Los DB5 se vieron también en Thunderball (1965), GoldenEye (1995), Tomorrow Never Dies (1997). En Casino Royale (2006) usó un DBS V12, volvió con un DB5 en Skyfall (2012) y finalmente apareció con un DB10 en Spectre (2015). En total, hay 12 Aston Martin diferentes en sus películas.

Aston Martin DB5 James Bond 05

ASTON MARTIN DB5 JAMES BOND

Centro de comandos
La cabina tiene todos los mandos de las herramientas de ataque y defensa. Hay un localizador operativo con un GPS moderno –ya pensaban en eso hace 56 años– que servía para ubicar al 007 o a sus enemigos. El teléfono, también unas décadas antes de los celulares, va camuflado en un costado de la puerta del conductor. Nótese el radio colocado verticalmente al lado del radar, y en la palanca de cambios el botón para eyectar el asiento izquierdo. Al centro, el panel de switches idéntico al original, como lo es el tablero. Bajo los asientos hay compartimentos secretos para llevar “armas”.

Aston Martin DB5 James Bond 06

ASTON MARTIN DB5 JAMES BOND

Fuente: www.motor.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *