Autopartes robadas ahora se están vendiendo por internet

 

 

El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Juan Carlos Rodríguez, manifestó que a las seis personas de la banda desarticulada y capturadas gracias a la estrategia nacional ‘Todos contra el hurto’ se les atribuye la comisión de hasta 14 robos de vehículos avaluados en más de 600 millones de pesos.

La banda ‘Orion’ operaba de la siguiente manera: un proceso de desguace y falsedad marcaria, que consistía en borrar los números de chasis, ubicar plaquetas con datos de carros ‘gemeleados’ sobre la identificación del motor y, por último, realizar su venta con documentación falsa en diferentes ciudades del país.

Asimismo, mientras ocurría todo esto, dijo el General, “las autopartes eran comercializadas en el mercado ilegal donde personas incautas, atraídas por los bajos costos, apoyaban, muchas veces sin saberlo, este flagelo que ha marcado un impacto en la sociedad”.

Al respecto, el general Rodríguez insistió en que continuará atento a los requerimientos de la ciudadanía y al tiempo realizó una entrega a trece ciudadanos, quienes recibieron los vehículos que la banda delincuencial les había hurtado.

 

 

 

 

En lo que va de este 2021, según el Observatorio de Seguridad de Cali, en la ciudad han sido registradas 207 denuncias por hurto de autopartes. Un aumento del 21,1 %, con respecto al mismo lapso del año anterior.

Además, cabe indicar, que un informe del Centro Virtual de Negocios reveló que “la industria de las autopartes es aquella que se encarga de la fabricación y distribución de piezas que tienen como funcionalidad servir de repuesto a un automóvil. Estas autopartes se comercializan al por mayor o al detal en las redes sociales, lo cual genera toda una lucha entre el comercio legal e ilegal”.

En lo corrido del 2021 han sido recuperados por la Policía, en la capital del Valle, 155 vehículos robados, y han sido detenidas 26 personas de distintas bandas delincuenciales.

¿Qué dicen los expertos?

Juan Carlos Araque, analista en seguridad, declaró que “para mitigar este delito se debe educar al ciudadano para que no opte por adquirir repuestos y autopartes en el mercado ilegal, pero también se debe atacar judicialmente a las organizaciones delincuenciales dedicadas a esta modalidad de hurto”.

Por su parte, el abogado José Antonio Valencia agregó que “esta categoría de robo hace referencia al hurto calificado y agravado de vehículos y sus partes”, que puede dar entre cuatro y ocho años de cárcel.

Asimismo, expresó que “en muchas ocasiones, debido al seguro del vehículo, las víctimas no prestan mucha atención y dejan de denunciar. Esto solo afecta la tranquilidad y apoderamiento del bien mueble”.

De modo que, lo más importante, de acuerdo con Araque, “es la voluntad política que debe tener el Gobierno para bajar aranceles e impuestos a este tipo de artículos para que así la sociedad no se desvíe a la adquisición de repuestos usados”.

Igualmente, el profesor de la Universidad de Kent (Reino Unido), Luis Eslava, hizo un llamado al desarrollo de la seguridad en la capital del Valle: “Los esfuerzos en la seguridad deben seguir más vigentes y con el debido acompañamiento. La generación de empleos y la articulación de propuestas culturales, son un aporte a la resolución, a fondo, de los problemas estructurales detrás de este tipo de violencia”.

De igual forma, los expertos están de acuerdo en que, después de las restricciones por la pandemia, las redes delincuenciales afectarán más a la ciudadanía y hay que prevenir esto.

Para concluir, Araque proclamó “que la naturaleza del colombiano parece verse enmarcada en el facilismo, una política del menor esfuerzo con la mayor garantía en las rentabilidades económicas, un comportamiento que se asocia a la comisión de múltiples delitos por parte de una sociedad carente de educación y de proyectos de vida”.

FUENTE: vanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *