Chevrolet y el Banco de Alimentos de Bogotá

Se unen para apoyar a los productores de papa

• Chevrolet se unió con el Banco de Alimentos de Bogotá para movilizar más de 1.200 bultos de papa y así poder ayudar a más de 6 mil familias que podían perder sus cosechas.
• Chevrolet puso a disposición 6 camiones para recoger los bultos del Centro de Acopio en Villapinzón y posteriormente distribuirlos en los barrios Lucero Bajo y Manitas de Ciudad Bolívar, Altos de la Florida de Cazuca, León XXIII de Soacha, entre otros.
• En lo corrido del año 2020, el Banco de Alimentos de Bogotá ha entregado 27.198.000 kilos de alimentos en poblaciones vulnerables de la ciudad y municipios cercanos.

Teniendo en cuenta la baja demanda y devaluación del precio de la papa como consecuencia de los altos costos de producción, falta de inversión en la industria, la importación colombiana y los efectos negativos que ha suscitado la pandemia en los productores de papa de Colombia, la marca del sector automotor, Buses y Camiones Chevrolet, se unió con el Banco de Alimentos de Bogotá para transportar y entregar alimento en algunas comunidades vulnerables de la capital de la República y zonas aledañas.

La marca del corbatín puso a disposición 6 camiones para recoger 1200 bultos del Centro de Acopio en Villapinzón y posteriormente distribuirlos en los barrios Lucero Bajo y Manitas de Ciudad Bolívar, Altos de la Florida de Cazuca, León XXIII de Soacha, entre otros.

“Nosotros estamos conscientes de la compleja situación que están atravesando los productores de papa en varias regiones del país, por lo tanto, pusimos a disposición algunos camiones Chevrolet en aras de retribuir con ‘poco’, lo ‘mucho’ que ellos han hecho por nosotros. El objetivo de esta iniciativa es poder apoyar a los productores de papa que en lo corrido del año no han parado de laborar para que todos podamos seguir alimentándonos en nuestros hogares y que ahora están enfrentando la baja demanda del alimento”, afirmó Diana Ávila, Gerente de Mercadeo de Buses y Camiones Chevrolet.

Cabe resaltar que hace unas semanas los campesinos lanzaron un llamado de auxilio al Gobierno Nacional por la caída del precio del tubérculo, ya que la situación se agudizó cuando algunos productores se vieron en la necesidad de salir a las orillas de la carretera a vender a precios muy bajos y hasta regalar algunos kilos para evitar su  desperdicio.
Tras dilucidar este panorama, el Banco de Alimentos de Bogotá por medio de la Federación Colombiana de Productores de Papa (Fedepapa) se ha encargado de comprarle directamente a los productores a un precio justo y sin intermediarios con el objetivo de donar estas cantidades a todas las familias en condición de vulnerabilidad.
El Banco de Alimentos de Bogotá es un articulador de los esfuerzos de la empresa privada, el sector público, la academia y organizaciones sin ánimo de lucro, que trabaja para ayudar a poblaciones en condiciones de vulnerabilidad que sufren de inseguridad alimentaria y desnutrición. A lo largo de sus 19 años de existencia, se ha encargado de recibir alimentos y bienes, clasificarlos, almacenarlos y distribuirlos de manera responsable, eficiente y equitativa.

La labor que ha cumplido el Banco de Alimentos de Bogotá ha beneficiado 1572 organizaciones, ha contado con 9630 donantes y ha atendido 1.494.074 personas. La fundación se ha encargado de salvar los productos perecederos y no perecederos de las grandes cadenas de alimentos y de las industrias que los manufacturan, los cuales evidencian fallas en su presentación, su fecha de vencimiento es cercana, presentan baja rotación, el estado de maduración exige pronto consumo, entre otros. Vale la pena mencionar que en el transcurso del 2020 (desde el 1° de enero al 1° de diciembre), han entregado 28.168.000 kilos de alimentos en poblaciones vulnerables de la ciudad y municipios cercanos.

“Este ha sido un tiempo muy difícil y necesitamos que con pequeños esfuerzos como el del Banco de Alimentos de Bogotá o los de entidades que están queriendo socorrer a las poblaciones más necesitadas, se pueda ir viendo que suceden cosas extraordinarias”, aseguró el Padre Daniel Saldarriaga Molina, Director Ejecutivo de la Fundación Banco Arquidiocesano de Alimentos.

Según las cifras de Fedepapa, las pérdidas mensuales para los productores de papa están alrededor de los $100.000 millones lo que equivale a decir que de una producción mensual de 220.000 toneladas de papa, se están perdiendo cerca de $450.000 por cada tonelada.
Debido a ello, la alianza entre Buses y Camiones Chevrolet y el Banco de Alimentos de Bogotá busca ayudar tanto a los productores de papa como a las familias más necesitadas. Por un lado, la marca del corbatín puso a disposición vehículos de carga para transportar el alimento a los barrios de Bogotá, mientras que la fundación gestionó,  almacenó y clasificó los kilos de tubérculo, y adicionalmente los distribuyó en los barrios mencionados anteriormente.

Si bien, el Ministerio de Agricultura informó que ya está en marcha un Incentivo a la Comercialización de Papa por $30.000 millones que beneficiará directamente a 25.000 pequeños productores, la invitación es a que más empresas se sumen y apoyen a los campesinos que hoy están enfrentando una difícil situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *