Collins se despachó contra ejecución de la obra y reseñó pasado oscuro

En una carta enviada al presidente, Iván Duque, el empresario habló sobre los sobrecostos y restrasos que tuvo la construcción de la obra

Fuente: www.larepublica.co

Hoy se inaugura una de las obras de infraestructura más grandes e importantes del país, el Túnel de la Línea. Sin embargo, la historia de este proyecto estuvo marcada por retrasos, sobrecostos e, incluso, posibles casos de corrupción.

En principio, y según una carta que el empresario del sector de la construcción Felipe Collins le envió al presidente, Iván Duque, el contrato 3460 del 2008 tenia un valor de $629.052 millones y un plazo total de 70 meses, es decir, el túnel debió ser inaugurado en 2014.

Cuando se terminó ese contrato en 2014, por no haberle dado disponibilidad presupuestal y no por caducidad, el avance consolidado, entre las dobles calzadas y el túnel principal, era de 92%, según la Unión Temporal Segundo Centenario (Utsc) y de 88%, según el Invias, avances que fueron ejecutados y pagados con la suma de $975.511 millones $346.459 millones más).

En cuanto al faltante (12%), que tiene un costo promedio de $860.000 millones. Según Utsc, la obra podría ejecutarse con $105.000 millones y así se lo hicieron saber el expresidente Juan Manuel Santos.

En la misiva, Collins reseñó que el Invias les contestó con una negación a la propuesta y abrió una selección abreviada por $224.000 millones, la cual se adjudicó a un único proponente (Conconcreto y CSS Constructores), firmando el contrato 806 del 2017 para “la terminación del Túnel de la Línea y la segunda calzada Calarcá-Cajamarca”.

Ya en el inicio del Gobierno Duque, el Ministerio de Transporte solicitó $620.000 millones más aduciendo un estudio pagado por Conconcreto al consultor Ingetec (interventor en el proyecto de Hidroituango), lo que los firmantes de la carta catalogaron como “una clara falta de ética”.

Con base en este estudio, se adicionó al contrato 806 la suma de $119.000 millones y, posteriormente, una adición de $20.000 millones, pero se tuvo que hacer la apertura de tres licitaciones adicionales más por un valor aproximado de $460.000 millones.

Al realizar la suma para la terminación de 12% restante, dice la carta, se han comprometido hasta la fecha, junto a los contratos de interventoría, aproximadamente $860.000 millones adicionales y el proyecto se terminará hasta abril del 2021 (53 meses más) desde la terminación del contrato 3460 del 2008.

“Por la brevedad de esta carta, en los próximos días le estaremos enviando un resumen detallado del desarrollo de todos los contratos involucrados indicando los sobrecostos para que se vea a qué contratistas son atribuibles y usted nos ayude ordenando la remisión a los respectivos entes de control, pues las varias denuncias que han puesto los directivos de la Utsc, copias de las cuales también le adjuntaremos, no han tenido ningún progreso”, señala el documento.

Felipe Collins Guzmán, representante legal Feluca y Cia. S.A.S., de Túneles de Colombia S.A.S. y de Construirte S.A.S., fue el firmante de la carta.

Fuente: www.larepublica.co

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *