LIVIANOSNOTICIASTECNOLOGÍA

¿Cómo reparar una llanta desinflada?

Colombia, noviembre de 2023. Las llantas son parte fundamental de nuestro vehículo, y en muchas ocasiones no les prestamos tanta atención cuando las vemos desinfladas, ya que creemos que aguantan unos días más. Sin embargo, el tener los artículos necesarios ayudará a cambiarlas o repararlas tan pronto surja la necesidad sin importar el lugar, minimizando el daño potencial de las llantas 

  • Primero revisa si sobresale algún tornillo, clavo u otro tipo de objeto de la llanta. De no ser así, encontrar la fuente de la fuga puede ser un poco más difícil, pero tenemos un truco que te facilitará la localización.
  • Llena un atomizador con una solución jabonosa y agua o un líquido detector de fugas aprobado por el fabricante de llantas.
  • Infla la llanta y luego rocíala toda con el líquido del atomizador.
  • A medida que el líquido recorra la banda de rodamiento de la llanta notarás una pequeña erupción de burbujas, similar a la de un volcán, justo donde está la perforación.

Luego de determinar dónde está el agujero, recomendamos que un profesional calificado inspeccione la llanta y haga la reparación correspondiente de tapón y parche. El personal calificado en los distribuidores autorizados Goodyear pueden brindarte asistencia al respecto, y te ayudarán con:

  • La reparación adecuada de las perforaciones en la banda de rodamiento.
  • Recomendaciones para evitar nuevos daños en las llantas.
  • Mantener la presión de aire de las llantas en los niveles recomendados por el fabricante.

En caso de que en el momento estés lejos de un punto de servicio, usa la siguiente guía si surge la necesidad de colocar la llanta de repuesto:

  • Asegúrate que tu vehículo esté estacionado adecuadamente sin interrumpir el tráfico, enciende las luces estacionarias, y para impedir que el vehículo ruede y aumentar la estabilidad, coloca cuñas de freno (tales como trozos de madera o plástico) detrás y delante de una de las llantas que no vayas a levantar con el gato.
  • Ahora usa tu manual del propietario para asegurarte de que el gato esté en la posición correcta y así evitar daños al auto. Comienza a levantar el auto manteniendo la presión contra el suelo (sin levantarlo por completo).
  • Quita cualquier cubierta protectora del rin o cubierta central para poder acceder a las tuercas de seguridad.
  • Usa la llave de seguridad para girar las tuercas en el sentido contrario a las agujas del reloj y aflojarlas.
  • Después de verificar que el gato está estable, levanta el auto lo suficiente como para poder sacar la llanta con facilidad. Monta la llanta de repuesto en la rueda y coloca las tuercas de seguridad en las posiciones correctas.
  • Aprieta las tuercas de seguridad con la llave, esta vez en el sentido horario.
    CONSEJO: Verifica que las tuercas de seguridad estén apretadas, pero no uses demasiada fuerza. Esto podría sacar el auto del gato.

Después de conducir unos kilómetros, es buena idea detenerse y verificar que las tuercas aún estén apretadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *