Continua expandiéndose el transporte informal

 

Hoy ya nadie puede siquiera dar un número aproximado de la cantidad de carros y motocicletas dedicados al transporte informal, un problema que evidentemente desbordó hace rato el marco exclusivo del Código de Tránsito.

 

Y mientras hubo gobiernos que cerraron los ojos ante el fenómeno, como la evidente permisividad que tuvo Rodolfo Hernández, mientras Tránsito declara que necesita 234 agentes de tránsito más; mientras el sistema de taxis se hunde en su propia crisis y el Sistema Integrado de Transporte Masivo en lugar de ampliar su cubrimiento, se retira lenta y permanentemente de los barrios periféricos de la ciudad, crece el número de los llamados ‘terminalitos’ de transporte informal, que ya llegan cuando menos a 92 en la ciudad y captan a esos miles de ciudadanos que, así no quisieran contribuir con un comercio ilegal, no tienen otra opción para movilizarse.

 

 

Hoy ya nadie puede siquiera dar un número aproximado de la cantidad de carros y motocicletas dedicados al transporte informal, un problema que evidentemente desbordó hace rato el marco exclusivo del Código de Tránsito y alcanza hoy perfiles claros de problema social que debe atenderse en toda la multiplicidad y complejidad de factores que confluyen en él, para que las medidas que se piensen en el futuro superen el concepto exclusivamente represivo y consideren alternativas más realistas y, por consiguiente, más efectivas que produzcan seguridad al tránsito general, recuperación al transporte público y opciones a quienes hoy viven de esta actividad ilegal.

Fuente: vanguardia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *