‘El 2021 será el año de la recuperación para el sector automotor’: GM

Mayo y junio están superando las expectativas en ventas para la compañía. Sin embargo, todavía reina la incertidumbre con respecto a la reactivación.

Una situación crítica vivió la industria automotriz por cuenta de la pandemia. Solo en abril el sector presentó una caída de más de casi el 99 % en ventas y, aunque es muy temprano para decir que está presentando una recuperación, en mayo volvió a prender motores registrando cifras positivas.

Según Andemos, asociación que representa a importadores y ensambladores, durante mayo se registraron 8.933 vehículos, lo que representa una caída del 59,9 % frente al mismo mes del año 2019. Dicha cifra se dio por los vehículos que quedaron pendientes por matricular en marzo: unas 8.600 unidades. En el acumulado del año, el total es de 60.414 unidades, con una variación negativa de 37,5 % frente al mismo periodo del año pasado, señaló el informe.

Carga pesada y los vehículos cero y bajas emisiones fueron los segmentos que registraron variaciones positivas de 48 % y 47 %, respectivamente. “Estamos muy complacidos por todo el apoyo brindado por el Gobierno Nacional para autorizar la apertura de talleres de servicio y vitrinas comerciales tanto de exhibición como venta de vehículos. Hemos recibido comentarios alentadores de los concesionarios en cuanto a que las entradas al taller van mejorando progresivamente, aunque la actividad de comercio de vehículos sigue siendo muy baja, debido a que todavía estamos en emergencia sanitaria”, afirmó Oliverio Enrique García Basurto, presidente de Andemos.

Algunas de las grandes compañías que pertenecen al sector también dieron su balance positivo sobre mayo, aunque mantienen reservas sobre las proyecciones para el segundo semestre del año.

En el acumulado del año, el total de vehículos matriculados va en 60.414 unidades, con una variación negativa de 37,5 % frente al mismo periodo del año pasado, señaló Andemos.

Según Raúl Mier, director comercial de General Motors-Colmotores en Colombia, es innegable que la covid-19 tuvo un impacto relevante en la compañía. “La intensa caída nos llevó a una reducción del mercado del 40 % y en abril casi a su desaparición. Para mayo y junio estamos viendo una reactivación gradual a un ritmo mayor de lo esperado, casi a las 9.000 unidades de matrículas”, dijo.

Para la empresa, estos número son resultado de tres acciones adicionales a los cierres de negocios planteados desde marzo. Mier asegura que las estrategias de ventas virtuales durante el confinamiento tuvieron sus frutos. GM puso en marcha el Chevrolet Life Store, un concesionario virtual en el cual, a través de una interacción remota y en tiempo real, los colombianos podían conocer los vehículos y conectarse con un ejecutivo comercial para la toma de decisión y compra. Además, ofrecía entregas a domicilios.

Lo segundo se debe a la autorización por parte del Gobierno Nacional para que este sector iniciara la apertura de sus vitrinas y operaciones, cumpliendo con los estándares de bioseguridad. Actualmente, la compañía tiene en operación el 90 % de sus vitrinas y talleres. 

En tercer lugar, señaló Mier, el retorno de las operaciones en la planta de ensamble en mayo también tuvo su protagonismo, pues permitió apostar por un mercado que mostraba crecimiento: buses y camiones.  En este punto, la compañía señaló que en el mes se matricularon 298 unidades y se logró una participación del 54,3 % en el segmento de camiones livianos.

“De aquí en adelante viene, para todos, incertidumbre. Estamos corriendo en un escenario sin precedentes y planificar en medio de los cambios que se dan a diario ha sido difícil. Sin embargo, esperamos que haya una recuperación gradual pero consideramos que el mercado tardará mucho en volver a las condiciones que teníamos hace un año”, resaltó el directivo de GM.

El distanciamiento social puede convertirse en buen aliado de importadores y ensambladores de vehículos.

Al respecto, la compañía espera cerrar el año con un mercado de 165.000 unidades, una caída de más del 60 % frente a lo registrado en el 2019. Y prevé que el 2021 será el año de la recuperación para la industria.

La lucha por el consumidor

En los últimos tres meses, General Motors ha detectado un interés creciente por la compra de vehículos, tanto en el país como a nivel mundial. Mier asegura que en lo que va de junio la compañía ha recibido ‘clientes frescos’ que están llegando a los concesionarios para concretar negocios. “Esta es una tendencia global. Hemos visto que las personas están optando por la compra de vehículos compactos dado el distanciamiento social”, resaltó.

Al respecto, han realizado un ejercicio de perfilamiento de los consumidores poscovid con el cual han implementado una serie de estrategias que busca satisfacer las necesidades de cada uno de ellos. Por ejemplo, para los empresarios independientes lanzaron unas líneas de crédito con periodos de gracia y con la posibilidad de iniciar los pagos tan pronto comiencen a generar ingresos.

Fuente: www.semana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *