ESPECIAL MEDIO AMBIENTE

EL CORONAVIRUS EN EL MEDIO AMBIENTE Y SECTOR AUTOMOTOR

¿Que está dejando la pandemia del coronavirus a la que se está enfrentando el mundo actualmente para el medio ambiente?

A simple vista se puede apreciar avenidas solas y desoladas a causa de la disminución del tráfico automotor y el aislamiento obligatorio de ciento de millones de personas en el mundo entero son ejemplos que pueden contabilizarse por causa del Covid19. 

el medio ambiente está siendo inesperadamente beneficioso. El Covid 19 es un problema de salud y seguridad humana grave, pero a medida que las personas, empresas y Gobiernos están cambiado sus comportamientos y patrones cotidianos para contener (o evitar) el virus, también se han producido efectos buenos para el medio ambiente. 

Industrias gigantes como China se han visto obligadas a cerrar como consecuencia de la pandemia, la reducción en el número y frecuencia de vuelos entre muchos destinos en todo el mundo, o la suspensión de grandes concentraciones y eventos deportivos, sociales y culturales como el “frenazo” que nos estamos sometiendo con el aislamiento de las personas y la no circulación de vehículos, nos está trayendo claramente una baja en las emisiones de gases y particulado contaminante dañino para el medio ambiente. 

Se estima que el entorno al 5% de la contaminación del mundo pertenece a los aviones y que ha producido una disminución en las emisiones de CO2 de, al menos, un 25%, debido a reducción en el consumo de combustibles fósiles como petróleo, gas o carbón entre otros, una cifra que representa, a nivel global, una reducción del 6% aproximadamente según cálculos del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA). 

“Aunque el alivio sea momentáneo y no resuelva, de fondo, la crisis climática actual, lo cierto es que el coronavirus está trayendo buenas noticias al medio ambiente”, señaló el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres en una comparecencia reciente. 

En Estados Unidos, el cierre de fábricas y comercios en China, al igual que las restricciones de traslados aéreos impuestas. “La demanda de electricidad y la producción industrial de China permanecen muy por debajo de sus niveles habituales, según varios indicadores”, favorecen en gran medida al medio ambiente. explica Lauri Myllyvirta, integrante de CREA. 

También en un análisis publicado en el portal especializado Carbón Brief en el que esta experta, calcula que durante las últimas tres semanas el gigante asiático emitió 150 millones de toneladas métricas (mtm) de CO2, menos que durante el mismo período del año pasado: el equivalente a todo el dióxido de carbono que una ciudad como Nueva York emite durante un año, debido a que las industrias clave del país están operando a niveles mucho más bajos de lo normal durante la cuarentena. 

Se teme sin embargo que las medidas adoptadas a raíz de esta crisis mundial, por la urgencia y necesidad de reactivar la economía después 

de que pase esta crisis del Covid 19, las autoridades como el propio sector empresarial adopten posteriormente medidas fuertes con el fin de estimular la producción, así como el regreso de la mano de obra a las fábricas, se vea reflejado en el aumento en las emisiones contaminantes por encima de los promedios históricos, todo con el fin de recuperar el sistema financiero y la economía a toda costa. 

SECTOR AUTOMOTRIZ Y EL CORONAVIRUS 

Cabe anotar que la pandemia del coronavirus ha generado una pausa en la industria automotriz en todo el mundo, provocando cierres de plantas, despidos de personal y una caída en ventas. Pero en contraste según cifras de la Secretaría de Ambiente, por decir en Bogota, la calidad del aire mejoró 81 por ciento, producto a la reducción en los índices de monóxido de carbono a la mitad, por las restricciones y la poca movilidad de automóviles y vehículos de carga. 

La parálisis de las industrias, la cancelación del transporte aéreo y terrestre, y el confinamiento de millones de personas han permitido que 

la biósfera se recupere y disminuyan los gases de efecto invernadero. Todo ello se ve reflejado en índices positivos en la calidad del aire de varias ciudades del mundo. 

Puede considerarse que el coronavirus impactó positivamente y le dio un respiro a la Tierra. Claro está que este será un alivio momentáneo y no resolverá de fondo la crisis climática. La verdad es importante que se pueda introducir transformaciones de fondo para mitigar las malas acciones, en que el hombre atenta con el medio ambiente. 

El planeta muestra una inusual quietud. Las calles están vacías, los comercios cerrados, los autos guardados. Todo ello ha hecho que se reduzca lo que los geólogos llaman el “ruido sísmico” generado por los humanos, con una drástica disminución de las vibraciones de la tierra, desde que se implementaron las medidas de confinamiento. 

“Cada ser humano piensa que lo que hace no tiene importancia, pero cuando millones de personas lo hacen al mismo tiempo, entonces la superficie de la Tierra lo nota”. comento Thomas Lecocq, sismólogo del Observatorio Real de Bélgica quien registro el descenso de vibración de la tierra. 

Ojalá los gobiernos y entidades del mundo, se concienticen en nuevas adaptaciones en beneficio con el cambio climático, mientras los humanos seguimos enfrentados al miedo y el caos, y aun cuando la crisis del coronavirus quede atrás, lo importante es que se busquen alternativas diferentes a favor del medioambiente. 

El descenso de la cantidad de desplazamientos en vehículos a motor, la disminución de la producción industrial y el consumo se traduce en menos contaminación, aguas más limpias y cielos más claros. Las políticas de aislamiento en curso que mantienen en cuarentena a unos mil millones de personas en el mundo, han hecho que la mayoría de industrias globales, y en especial la automotriz, se adapten a nuevos cambios para redefinir la forma en la que suelen desarrollar sus actividades de forma diferente. 

En Colombia, los primeros veinte días de marzo las cifras mostraron un comportamiento positivo en el mercado de automotores; sin embargo, el inicio del aislamiento social se detuvo la forma tradicional en la que se comercializa un vehículo, los concesionarios cerrados, las ventas 

cayeron históricamente al registrar un descenso del 39,1 % en las transacciones comerciales de vehículos. 

Este sector a partir de esta crisis sanitaria por el coronavirus se enfrenta a un proceso de transformación irreversible, donde se busca que la energía encargada de la movilidad de los vehículos pase de ser derivada de combustibles fósiles a energías limpias. 

Razón por la cual la industria automotriz tendría cambios después del coronavirus donde el transporte autónomo, el transporte impulsado por combustibles no fósiles y el crecimiento de la economía colaborativa, forzará rápidamente a la industria automotriz a replantearse para el futuro. 

Un estudio adelantado por el Centro de Investigación de Política Urbana y Vivienda de la Universidad Di Tella, señaló que los vehículos que se conducen de manera autónoma, estarían disponibles en el mercado en 2025 y en América Latina sería hasta 2030. “A partir de ese punto, la expansión será gradual pero sostenida en la región: representarán un 25% de la flota de autos en 2040, llegarán al 50% en 2050 y serán el 100% en 2065”, indicó dicho estudio. 

La razón está en los altos niveles de contaminación que se registran en importantes centros urbanos del mundo. Por ello, se ha ido comprometiendo con un futuro ecológico implementando soluciones como: Materiales livianos, mejores combustibles, vehículos eléctricos, carros híbridos, materiales reciclables, entre otros. 

los vehículos híbridos y eléctricos han empezado a ganar peso dentro del comercio mundial. Colombia ha ingresado en esta iniciativa para evitar los problemas de polución en algunas ciudades. Los expertos en el sector también han resaltado los beneficios de los vehículos autónomos, teniendo en cuenta que además de reducir el estrés de conducir y bajan las cifras de accidentalidad. 

Estas máquinas no se distraen con situaciones comunes de los conductores como mirar el celular mientras manejan, conducir bajos los efectos del alcohol entre otras. 

Por lo tanto, los carros autónomos son un desafío tecnológico para los fabricantes, a partir de esta crisis sanitaria por el Covid 19, donde una 

máquina apoyada a través de la inteligencia artificial intentará resolver unas problemáticas cotidianas que deben enfrentar los países, como la contaminación al medio ambiente, la movilidad y los accidentes de tránsito. 

En este sentido, la importancia de proteger los ecosistemas y su biodiversidad, la conservación de recurso hídrico, la calidad del aire, debe ser la prioridad, después de esta crisis. 

Recientemente el Papa dijo: “No tenemos futuro, si destruimos el entorno que nos sustenta” en homenaje al día de la Tierra. El ponticipe instó a los líderes mundiales a extraer lecciones de la pandemia del coronavirus y a trabajar juntos para proteger el planeta y a los más vulnerables de la destrucción y explotación medioambiental. 

LAS EXPECTATIVAS DE LA ECONOMIA MUNDIAL 

En conclusión, las expectativas de la economía mundial en 2020 no son muy altas. escribió la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) Alicia Bárcena, en un blog del think tank “The Dialogue”, con sede en Washington. 

Las crecientes tensiones en el Medio Oriente, la guerra comercial entre China y EE. UU., y la epidemia del coronavirus son las principales razones que nublan aún más el escenario económico. “El crecimiento de China, que se espera sea inferior al seis por ciento, la tasa de crecimiento más baja de los últimos 30 años, es probable que se reduzca aún más por el brote del coronavirus”. Si la producción en China se detiene durante mucho tiempo, se obtendrán menos bienes y habrá menor demanda de materias primas. 

Amrita Narlikar, presidenta del Instituto Alemán de Estudios Regionales GIGA, con sede en Hamburgo, afirmó que esto afecta a todo el mundo: “Ya hemos visto cómo la economía china, el tráfico aéreo, y las cadenas de suministro globalmente integradas se han visto perturbadas. Por supuesto, esto tiene consecuencias para la economía mundial y ciertamente en especial para América Latina”. 

El virus ocasionó un gran problema en las cadenas de suministro a nivel mundial. La industria automotriz es una de las más afectadas. Por ejemplo, el fabricante surcoreano Hyundai suspenderá toda su producción nacional. La razón: las piezas faltantes son normalmente traídas desde China. 

Los analistas asumen que problemas similares afectarán a muchas otras empresas del sector. Aunque sabemos que el ambiente automotriz sufrirá secuelas económicas, aún es muy pronto para tratar de adivinar la cuantía de estas, lo importante, por el momento, es cuidarnos, cuidar a nuestra familia y evitar que el coronavirus se siga expandiendo. 

www.noticiasdeasopartes.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *