Ford reanuda la producción en Chicago

Ford reanuda la producción en Chicago tras detectar dos casos de covid-19

Ford cerró temporalmente la planta de montaje de Chicago (Illinois, EEUU), donde se producen los modelos Ford Explorer, Lincoln Aviator y Police Interceptor, tras confirmar que dos empleados de la instalación contrajeron covid-19.

Ford señaló en un comunicado que el parón se produjo en la tarde del martes y que las actividades de la planta se reanudaron este miércoles tras desinfectar las instalaciones. En la planta, que fue abierta en 1924, trabajan unas 5.810 personas.

El lunes, la planta de montaje de Chicago, junto con otras instalaciones de producción de Ford, había reanudado sus actividades, con dos turnos de trabajo en vez de los tres habituales, tras un parón de ocho semanas provocado por la pandemia de covid-19.

Ford, como el resto de fabricantes de automóviles en Estados Unidos, ha implementado medidas de seguridad extraordinarias para evitar brotes de covid-19 en sus instalaciones. Estas medidas incluyen la toma de la temperatura de los trabajadores antes de entrar en las factorías.

Pero los dos trabajadores infectados con covid-19 no fueron detectados a la entrada de la planta de montaje de Chicago. La enfermedad fue confirmada tras realizar test a los dos empleados.

De cara al reinicio de la producción en el sector del automóvil, los fabricantes señalaron que realizaría pruebas a los empleados que mostrasen síntomas de covid-19.

Ford explicó que ha notificado la situación a otros empleados que podrían haber estado en contacto con los dos trabajadores enfermos con covid-19.

La compañía ha solicitado que las personas que estuvieron en contacto o en sus cercanías se autoaislen durante 14 días.

“Cuando dos empleados que regresaron a trabajar esta semana dieron positivo en las pruebas de covid-19, inmediatamente notificamos a las personas que estuvieron en contacto cercano con los individuos infectados y les pedimos que se autoaislen durante 14 días”, dijo la compañía en un comunicado.

Ford declaró que dado el periodo de incubación de covid-19 y que los trabajadores sólo regresaron a la planta de montaje el lunes, no pudieron contraer la enfermedad en la factoría.

El lunes y martes, miles de trabajadores de Ford, General Motors (GM) y Fiat Chrysler (FCA) volvieron a sus puestos de trabajo en Estados Unidos y Canadá tras casi de dos meses de parón para cumplir con las normas de confinamiento dictadas por las autoridades.

Los tres fabricantes han decidido reiniciar la producción con turnos de trabajo reducidos. Los empleados también trabajan con mascarillas y respetando la distancia de seguridad, siempre que sea posible.

Fuente: www.eleconomista.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *