#GetCreativewithPorsche: detallado de vehículos

Stuttgart. En la tercera entrega de la serie de clases magistrales de Porsche durante la cuarentena Richard Tipper, detallista de vehículos y ahora influencer por accidente, explica cómo conseguir que su auto luzca como nuevo.

Es fácil saber cuándo Richard Tipper ha trabajado en un vehículo: no sólo lo deja tan impecable como cuando salió de la fábrica, sino que cada uno de los interruptores y rejillas de las salidas del aire acondicionado quedan alineados al milímetro. Incluso las posiciones de los asientos también coinciden. Es su obsesión con los detalles lo que hace de Tipper el profesional perfecto para el siguiente tema de la serie #GetCreativeWithPorsche: detallado de vehículos.

Desde que aprobó su examen de conducir hace 31 años, Tipper ha tenido una especie de enfoque obsesivo por la limpieza de autos; ha descubierto y utilizado una serie de técnicas y productos para asegurarse de que estén impecables. Ha acumulado una envidiable lista de clientes en todo el mundo, desde personas con 200 vehículos en su colección hasta autos de lujo que son el orgullo y placer de sus propietarios; desde joyas de 65 millones de dólares hasta conches de conductores cotidianos. Todos reciben de Tipper la misma atención por los detalles.

Como ha trabajado en tantos de ellos, Tipper es un gran fanático de Porsche. Un Cayman R es ahora su posesión más preciada. Al haber desmantelado y limpiado piezas que la mayoría de las personas ni siquiera saben que existen, dice que ha desarrollado una comprensión única de la pasión que conlleva la construcción de autos. “He detallado el Carrera GT varias veces y cuando ese auto está desmantelado, puedes ver el cuidado que los ingenieros de Porsche pusieron en cada detalle. Está claro que los mejores materiales y conocimientos fueron empleado en su construcción. Para mí, el Carrera GT fue un hito en calidad”.

Tipper también es un hombre que presta mucha atención a cualquier detalle. “Vengo de una familia que cuida de las cosas. Mi padre era un perfeccionista, de hecho, solía limpiar su auto después de que lo llevaba al lavadero de coches local, simplemente porque disfrutaba hacerlo”.

Por lo general, Tipper tarda dos días en detallar completamente un auto, mientras que algunos necesitan hasta una semana para hacerlo. Eso incluye quitar las bandejas inferiores para limpiar los silenciadores o quitar el revestimiento de los guardabarros y limpiar los tubos y los conductos de los frenos detrás de ellos. A menudo, incluso quita los asientos para remover los últimos vestigios de migas y polvo dentro de la cabina.

Desde que se unió a las redes sociales con el seudónimo @perfectionvalet ha acumulado un impresionante número de seguidores en Twitter e Instagram. A continuación, comparte algunos de sus consejos para ayudar a los entusiastas a disfrutar de sus autos durante la cuarentena, incluso cuando no pueden conducirlos.

Comparte las fotos de tu auto, bien brillante, usando la etiqueta #GetCreativeWithPorsche en Twitter e Instagram. Tipper y el equipo de Prensa de Porsche compartirán algunas de las mejores en los próximos días.

Cómo hacer que un volante de Alcantara parezca nuevo
Esta es la pregunta que más me hacen. El Alcantara es un material artificial hecho por el hombre que consiste en miles de diminutas fibras. Estos cúmulos de fibra se aplastan con el uso constante, así como con el sudor y la grasa de las manos del conductor. Con el tiempo, parece que la Alcantara se ha desgastado, pero en realidad es sólo grasa acumulada, aunque no suene muy agradable. Lo que tenemos que hacer es quitar esa grasa y sacudir el cúmulo de fibras para que tomen su forma nuevamente.

• Use cualquier limpiador de telas, preferiblemente uno para autos. Rocíelo en un cuarto del redondel del volante. No rocíe demasiado, si empapa mucho todo el volante hará que el Alcantara se vuelva quebradiza cuando se seque. Luego tome un paño de microfibra caliente y húmedo, envuélvalo alrededor de ese cuarto del volante y luego comience a trabajarlo girando suavemente el paño: está tratando de transferir la suciedad a la microfibra, así que imagine que está girando el mango de una moto.
• Proceda de la misma manera con el segundo cuarto del volante, el tercero y el cuarto. Si hay alguna zona especialmente mala como las marcas de los pulgares, use solo uno de sus dedos envuelto en la microfibra para concentrarse en ella.
• A continuación, utilice un paño de microfibra seco para absorber la mayor cantidad de humedad posible, frotando de nuevo el redondel del volante para tratar de devolver la esponjosidad.
• Entonces aléjese… deje el volante solo durante un par de horas para que se seque de verdad.
• Una vez que esté seco, y para devolverle la suavidad, toma un cepillo de dientes limpio y cepille suavemente el material.
• Puede usar la misma técnica en otras áreas de la Alcantara, pero le recomiendo que no utilice una aspiradora con boquillas de plástico porque puede dejar rayas en el material.
• Un último consejo: huela el limpiador de telas antes de usarlo. Asegúrese de que sea un olor agradable antes de rociarlo por todo el interior de su auto.

Limpieza de ruedas como un experto
Es mejor empezar por las ruedas antes de lavar el resto del auto, ya que a menudo son la parte más sucia de todo el vehículo. Utilice un balde diferente para esta parte.

• Invierta en algunos ‘cepillos de rueda’ suaves, que suelen estar hechos de microfibra, no de cerdas. Elija un juego con mangos de plástico, en lugar de metal, para ayudar a evitar los rasguños.
• También necesitará un gel descontaminante desionizante. Nunca utilizo limpiadores para ruedas que contengan algún tipo de ácido, especialmente en automóviles con los frenos cerámicos de Porsche (PCCB), ya que tuerca central de la rueda está anodizada y el ácido blanquea la superficie.
• Pero los geles funcionan muy bien (aparte de apestar como huevos podridos) y tienen una tecnología de cambio de color en ellos para que pueda saber que están funcionando. La mayoría ‘sangrará’ con un color púrpura que muestra que están reaccionando con el hierro en el polvillo de los frenos.
• La mejor manera de limpiar una rueda es quitarla, pero si no puede hacerlo, rocíe la rueda con el gel de descontaminación cuando se encuentre fría, tratando de evitar que penetre en el disco o las pastas de los frenos tanto como sea posible.
• Deje que permanezca un poco más de tiempo para permitirle al producto que se extienda por todos los rincones y fisuras.
• Ahora vamos con los cepillos de las ruedas. Éstos vienen en varios tamaños, así que use el que le parezca mejor para el área en la que está trabajando. Utilícelos para esparcir el gel de descontaminación, prestando especial atención a la válvula del aire y las tuercas de la rueda.
• No se olvide de la parte interior de la rueda para hacer un trabajo realmente minucioso. Si tiene la suerte de ser propietario de un Carrera GT, encontrará que las pinzas de los frenos se encuentran muy cerca de la parte trasera de las ruedas, por lo que es difícil introducir un cepillo de ruedas detrás del alumonio. Rote la rueda un cuarto de giro y entonces podrá limpiar esa sección también.
• Finalmente, enjuague bien todo. No limpie muy de cerca el aluminio con un chorro a presión, con solo enjuagar suavemente bastará.
• Algunas personas usan un líquido que da brillo a los neumáticos como un toque final, pero una advertencia: evítelo si deja su auto tapado con un cobertor, ya que se manchará con ese líquido.

La forma más segura de lavar un auto
Evite la luz directa del sol cuando esté lavando su auto. Asegúrese de que el automóvil esté frío y, si realmente quiere que todo sea más fácil, manténgase alejado de los árboles o de sitios donde hay mucho viento.

Si observa cuidadosamente su automóvil, probablemente verá una serie de rasguños y remolinos en la pintura. Lo que mucha gente no sabe es que la mayoría de estos provienen simplemente de lavar su automóvil, por lo que es muy importante que el guante de lavado se mantenga sin arenilla o esté sucio.

• Use espuma o un producto de prelavado. Son más fáciles de aplicar con una máquina de lavado a presión, pero si no tiene una, puede obtener productos que funcionarán muy bien con una manguera. Asegúrese de remojar todo el auto.
• Necesita un buen guante de lavado, que debe ser de lana de cordero sintética o microfibra y lo más suave posible, y un protector de arena para su balde. El protector de arena es un colador de drenaje que permite que la suciedad caiga al fondo del balde y evite que el guante de lavado haga contacto con dicha suciedad.
• También utilizo el método de dos baldes. Sumerja su guante en agua jabonosa y llévelo, con espuma, sobre el automóvil, luego enjuague el guante en el balde lleno de agua corriente. Vuelva al balde jabonoso, de ahí regrese al auto y repita. Esto elimina la mayor cantidad de arena posible.
• Comience por el techo y continúe descendiendo por los lados, por el frente y por la parte trasera, dejando las partes más sucias del auto para lo último.
• Enjuague todo el vehículo y luego tome su toalla de microfibra para secarlo. Estas son muy gruesas y absorben mucha agua. Colóquela sobre el automóvil, deje que absorba el agua y luego arrástrela suavemente. No se moleste por utilizar una bayetilla de cuero: no la he usado en más de 20 años, ya que las toallas de microfibra son mucho mejores para dejar un acabado sin rayas.
• Finalmente, y para el acabado final, utilice una secadora para automóviles. Estos sopladores sacarán el agua de las hendiduras, por ejemplo de las bisagras y las tapas del depósito del gas, y son especialmente buenos para dar acabado a las superficies mate.
• Un último consejo: no utilice escobillas de goma. Incluso las más limpias tendrán algo de mugre que arrastrarán por la superficie de la pintura, lo cual le deja un rasguño fino.

Cómo limpiar el motor de manera segura
Este es el corazón del automóvil y, aunque todos los motores están sellados contra la intemperie, no están diseñados para recibir agua a alta presión. Por lo tanto, es mejor ir con mucho cuidado al limpiar el motor. Existen métodos que no implican limpiarlo con agua. Los detergentes pueden ser muy efectivos, especialmente en el caso del Porsche 911, que, con el motor en la parte trasera, puede hacerlo muy susceptible de acumular mucho polvo allí.

• Asegúrese de que el motor esté frío antes de comenzar. Elija un limpiador para todo uso, que tenga la cantidad de solvente más bajo, porque es menos probable que eche a perder cualquier pieza de caucho con la que entre en contacto.
• Concéntrese en rociar sección por sección, una a una, de modo que no rocíe demasiado limpiador por otras partes que se pueden secar antes de tener la oportunidad de limpiarlas.
• Luego use paños de microfibra para retocar ligeramente las superficies superiores. Tenga a mano también algunos pinceles para los rincones y hendiduras donde las bayetillas no pueden llegar.
• Es una buena idea hacer un control de mantenimiento general del motor mientras está haciendo esto. Incluso si no tiene una mentalidad mecánica, siempre puede consultar el manual y verificar la tensión en las correas o asegurarse de que los rodamientos estén lubricados.
• Siempre miro el alerón eléctrico y compruebo que esté bien aceitado, por supuesto que uso el producto correcto.

Los secretos del brillado
Antes de comenzar a brillar o bolear, asegúrese de que el automóvil esté completamente limpio. Usted quiere que la pintura esté lo más suave posible para que el esmalte se adhiera a ella: los productos para brillar ‘todo en uno’ recuperan el brillo y protegen la pintura, por lo que, si tiene una superficie lisa, el esmalte se adherirá a la pintura por más tiempo, brindando una mejor protección.

• Utilice una barra de arcilla, una masilla en forma de galleta, para eliminar los últimos residuos de contaminantes que se han adherido a la pintura. Incluso el mejor lavado deja pequeñas manchas de alquitrán o depósitos de carbono.
• Restriegue el lubricante de la barra de arcilla en un área pequeña del automóvil y luego frótela suavemente en líneas rectas sobre la misma área. Deje que la barra haga el trabajo, solo aplique una ligera presión.
• Sabrá cuando el trabajo esté terminado porque la barra se deslizará silenciosamente por la superficie.
• La barra de arcilla absorbe los residuos, así que mantenga limpia su superficie. Una vez que haya terminado una sección, doble la barra de arcilla sobre sí misma para obtener una superficie limpia y continúe con la siguiente parte de la pintura del auto. Dependiendo de la cantidad de residuos sucios que tenga su automóvil, debería poder usar la misma barra de tres a cuatro veces, antes de que necesite una nueva.
• Lo siguiente es brillar. Para una crema de brillar ‘todo en uno’ utilice una almohadilla tipo aplicador (una esponja envuelta en un paño de microfibra) y coloque cuatro gotas de la crema del tamaño de un guisante en la almohadilla. Eso debería servir para un área de aproximadamente 50 ó 60 centímetros cuadrados. Comience en el centro del panel y brille en líneas rectas: sabrá que está usando la cantidad correcta de crema si apenas puede verla, una vez que la haya frotado.
• Revise la etiqueta del fabricante para ver cuánto tiempo debe dejar secar la crema. Una vez cumplido el tiempo recomendado tome un segundo paño de microfibra y comience a quitar la crema. Este paño debe ser un material suave, e incluso quítele las etiquetas, para evitar el riesgo de rasguños. Dóblelo en cuartos, no lo estruje, y luego, con la mano extendida, frote suavemente la crema hasta que la microfibra se deslice fácilmente sobre la pintura.
• No utilice este tipo de cremas en las superficies de plásticos, vidrio, caucho o fibra de carbono mate, ya que los blanqueará. Sin embargo, puede utilizarlas en la fibra de carbono brillante.
• Si quiere también limpiar las ventanas, descubrí que la mejor manera de hacerlo es tener dos paños de microfibra. Limpie con el húmedo y luego séquelo inmediatamente con el otro.
• Una última reflexión: hay algunas ceras duras para automóviles que son excelentes y que puede usar, en lugar de la crema ‘todo en uno’. Necesitará un aplicador de esponja en lugar del de microfibra, y además ahorrará más con estos productos. En parte porque las cremas son caras, pero también porque si utiliza demasiada cantidad solo obstruirá el paño de microfibra que utilice para quitarlo. Una vez que haya aplicado la cera, utilizando la misma técnica de la que he hablado anteriormente, sea rápido al limpiarla. La mayoría solo debe dejarse de 60 a 90 segundos.
• Después de todo eso, siéntese, relájese y dese una palmadita en la espalda. Ha protegido la pintura de su auto durante al menos los siguientes seis lavados (más, como de 10 a 15 veces, si lo hizo con la cera) y su automóvil estará esperando y listo para cuando pueda ir a dar un paseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *