¡INTOXICACIÓN DE PORSCHE!

RENNSPORT 2018: ¡INTOXICACIÓN DE PORSCHE!

Este encuentro mundial se hace cada tres años en Laguna Seca, reunió a más de 80.000 personas,1.600 autos y la fábrica puso 40 de sus ‘purasangre’.

Rennsport traduce desde el alemán simplemente carreras. Esta palabra es parte del ADN de Porsche, por lo cual su reunión periódica de clubes, aficionados, corredores de ayer y hoy, coleccionistas, historiadores, preparadores, restauradores, ejecutivos, periodistas y otros especímenes de la fauna de la velocidad que esta marca estimula y convoca, así se llama.

Son tres días durante los cuales se realizan múltiples actividades recreativas, sociales, comerciales, lúdicas y competitivas. Mientras las 80.000 personas que asisten reparten su tiempo entre los variados menús, 400 autos de todas las estirpes, pedigrís y potencias compiten en series continuas que sostienen en el ambiente el ruido de los motores, todos ellos con las diversas tonalidades de los escapes de la maquinaria Porsche, bien sea de cuatro, seis, ocho o doce cilindros, con carburadores, inyectores o poderosos turbocargadores. Y hasta el silbido de los motores eléctricos de su último espécimen de carreras, el 919. Retirado después de una última victoria en las 24 Horas de Le Mans, se une a un concierto que esta vez celebraba, además, los 70 años de la marca.

Cifra
2.400 millones de pesos, antes de impuestos, habría costado en Colombia uno de los 77 Porsche 935 2018 que se harán a partir del año entrante para coleccionistas y clientes preseleccionados por la marca, más por su cultura y tradición con Porsche que por la facilidad para llenar un cheque. Todos están adjudicados.

El ‘Moby Dick’
Cuando el 911 recibió los motores turbo en el modelo 930 entre 1975 y 1989, su aplicación a las carreras fue inmediata y surgieron varios modelos: el 934 y luego el 935, más perfilado y avanzado, que pasó a manos de muchos equipos que ganaron numerosas carreras, pues se hicieron 400 ejemplares.

Un cambio en los reglamentos en 1978 le permitió a Porsche hacer la versión más poderosa de este carro, incrustando un chasís tubular en el 935, al cual le atornilló un motor 6 cilindros bóxer, 3,2 doble turbo, 4 válvulas, culatas enfriadas por agua y bloque por aire, que daba 846 caballos y 363 kph en la recta de Le Mans, carrera para el cual fue hecho, pero donde apenas logró un octavo puesto.

El nuevo carro está basado en el 911 GT2 RS, pero resulta más liviano aunque eficiente, porque el motor es un 3,8 biturbo que entrega 700 CV de potencia.

 

Fuente: Motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *