Peugeot regresará a los instrumentos analógicos

 

 

Ahora que la industria del automóvil se recuperaba del impacto que produjo la pandemia en 2020, como consecuencia del cierre de plantas y concesionarios, surge un nuevo inconveniente: la escasez de chips.

Este elemento vital de los computadores que alimentan una amplia gama de productos que nos conectan, transportan y entretienen, comenzaron a escasear desde mediados del año pasado.

Además de afectar las industrias de la informática y la telefonía, este problema también repercute gravemente en el sector automotor, particularmente en las últimas semanas.

 

 

 

 

 

Ante esta situación, numerosas plantas de manufactura tuvieron que suspender la producción, pues no existe la suficiente cantidad de chips para lograr su ensamble.

Al tener que cerrar las fábricas y no lograr el inventario necesario para satisfacer los pedidos de los clientes, este problema podría hacer que la industria pierda cerca de 60.000 millones de dólares durante la primera mitad de 2021.

De esta manera algunos fabricantes han dejado sus autos a medio armar para continuar más adelante con las piezas electrónicas, apenas se reestablezca el flujo de insumos. Sin embargo, otras marcas piensan en soluciones muy interesantes, como es el caso de Peugeot, quienes priorizan el uso de chips en sus modelos de mayor volumen en favor de otros.

¿Qué pasa con los restantes?

Según La Chaîne Info (LCI) en Francia, para no perder clientes y no frenar la línea de producción, Peugeot reemplazará los cuadros de instrumentos digitales en los nuevos 308 por un sistema analógico, presumiblemente similar al que lleva el 308 que aún se vende en ciertos mercados. Obviamente, algunos clientes se sentirán decepcionados, considerando que Peugeot es una de las marcas impulsoras de los instrumentos digitales, pero hay otros más puristas que detestan todo lo que tenga que ver con la digitalización y estarán muy agradecidos de ver un tacómetro y un velocímetro con aguja.

Los 308 con tablero analógico deberían entrar en producción a finales de mayo y permanecerán al menos hasta septiembre en producciónsegún señala Reuters. Lo bueno es que Peugeot bajará el precio de estos modelos en cerca de 480 dólares.

El problema está en lo que suceda más adelante con la intermitencia de chips para otros sistemas. Por ejemplo, a Peugeot le resultó más simple acudir a esta solución, pero otras marcas pueden requerir chips para otros sistemas más complejos. De hecho, eso mismo hizo notar LCI en su crónica, puesto que hoy en día, la climatización, los sistemas de gestión mecánica o de transmisión, el GPS y tantos otros sistemas de asistencia o seguridad, dependen de estos componentes.

Fuente: autocosmos.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *