¿Por qué instalar repuestos genuinos en su vehículo?

 

 

Las principales marcas de vehículos que se comercializan en el país hacen un llamado de atención para que los usuarios estén atentos y se abstengan de usar los diferentes repuestos falsificados que se ofrecen en el mercado local, por los riesgos que suponen en materia de seguridad, tanto del automotor como de los ocupantes e incluso de los transeúntes.

Si bien es lógico escuchar que los repuestos genuinos garantizan el buen funcionamiento de los vehículos y la economía de sus usuarios, también existen otros beneficios en términos de seguridad, salud y cuidado del medio ambiente.

 

 

 

 

“Un repuesto genuino avala no solo calidad y buen funcionamiento de la pieza en el vehículo sino también la confiablidad y seguridad de conductores y peatones. Aparte de eso, al usarlos se evita la depreciación del valor de un vehículo. Algo muy importante si se piensa en venderlo en algún momento”, opina Ramiro Barreiro, vicepresidente de repuestos de Automotores Toyota Colombia.

En cualquier caso, además de los beneficios en términos de desempeño y revalorización comercial del vehículo, presentamos otras ventajas consecuentes por el uso de repuestos genuinos, derivadas de los estrictos estándares de calidad con los que se desarrollan:

Prevención de accidentes de tránsito

Como los productos falsificados no garantizan el adecuado desempeño de la pieza, esto puede ocasionar riesgo de fallos y roturas, que, al tratarse de componentes críticos (como las pastillas de frenos) eleva la posibilidad de sufrir un accidente con graves consecuencias.

 

 

 

Contribuyen con el cuidado de la salud: los repuestos genuinos

Se fabrican con los más altos estándares de tecnología de las marcas, por lo que se someten a múltiples pruebas antes de ser comercializados. Por ejemplo, los filtros de aire originales de la cabina ofrecen una adecuada capacidad de filtración para evitar que ciertas partículas de polvo, suciedad y gases tóxicos ingresen a la cabina, mejorando la calidad del aire que respiran los ocupantes. Esto no lo garantizan los filtros falsificados.

En otro apartado, el uso de repuestos no genuinos en los silenciadores, además de afectar el desempeño eficiente del motor, puede generar ruidos y vibraciones que atenta contra la salud auditiva de los pasajeros.

Favorecen el medio ambiente

Por su calidad, los repuestos genuinos ofrecen mayor durabilidad que los falsificados, lo que se traduce en reducción en la generación de residuos, basuras y gases contaminantes; además, son más fáciles de reciclar o desechar apropiadamente al final de su vida útil.

No hay que ser un experto para determinar si un repuesto es original o falsificado. La clave es tener claro que, en caso de necesitar una reparación, se debe acudir a concesionarios y talleres autorizados. “Allí se brinda el respaldo del fabricante, que a su vez conlleva a muchos beneficios, más allá de la mecánica general del vehículo”, puntualiza Ramiro Barreiro.

Fuentes: autocosmos.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *