Transporte multimodal

Todos los foros y encuentros de planeación urbana y movilidad tienen una palabra en común: multimodal.
Hasta hace poco los gobiernos planteaban proponer la bicicleta como única alternativa para la movilidad sostenible, la mejora de tráfico en las vías y la reducción de la huella de carbono. A lo anterior se suma, el foco actual de los programas de infraestructura y transporte en las ciudades, que busca ser cada vez más integral.

Pese a tener el mismo objetivo, ahora se trata de articular todas las formas de transporte sin exclusión y así garantizar el acceso de los ciudadanos a todas ellas. Por eso la Alianza Andi – Fenalco para el sector automotor en su campaña #En4Ruedas Cuido al Medio Ambiente, explica qué es el transporte multimodal, porque es importante para el país y la cultura ciudadana.

El transporte multimodal no es un concepto nuevo, ha estado relacionado al sector de la logística comercial y de exportación, enfocándose en los medios utilizados para transportar mercancía. Así, es posible transportar una mercancía a una ciudad en camión, llevarla a otra en tren y de allí cargarla en un barco rumbo a otro puerto, donde podría seguir su camino por tierra hasta la capital.

Este formato de transporte aplicado a las ciudades significa la posibilidad de combinar varias formas de transporte público o privado en un mismo trayecto. Esto no es algo nuevo, pues es común ver una persona que camina hasta el paradero, allí toma un bus para ir a su destino y de regreso a casa opta por transportarse en un taxi. Lo que es recientemente novedoso, es su aplicación como alternativa para fomentar una movilidad más sostenible y menos contaminante.

Es en los últimos años el concepto de movilidad multimodal o intermodal ha ido tomando fuerza, y lo hace yendo más allá del transporte público, abriendo espacio también a las formas de desplazamiento activo (caminado o en bicicleta), las plataformas de vehículos compartidos y el vehículo particular.

De lo que se trata es de crear sistemas que combinen varias formas de movilidad para realizar un mismo trayecto, como ocurre en el transporte multimodal de mercancías. De tal forma que teniendo en cuenta la distancia, el número de personas que van hacia el mismo lugar o los elementos que se van a transportar, se elija el medio o los medios de transporte que cumplirían con esas necesidades. Por ejemplo, si tiene un viaje familiar puede transportarse en un automóvil, si viaja solo puede hacerlo en un bus intermunicipal, si necesita hacer una entrega urgente podría hacer uso de la motocicleta o si su desplazamiento es de corta distancia podría hacerlo en bicicleta o caminando; esto es movilidad inteligente.

En la movilidad multimodal juega un papel fundamental las infraestructuras urbanas (parqueaderos para vehículos y bicicletas, estaciones de carga y paraderos, vías, entre otros) pero también los servicios públicos de transporte (sistemas de transporte integrados, sistemas de información y unificación, etc).

Para los ciudadanos la clave está en conectar todas las infraestructuras, aunque no lo estén, e integrarlas en nuestras rutas. Planificar cada trayecto, apoyarse en aplicaciones de movilidad y utilizar los automóviles particulares de una forma inteligente. Así, el transporte multimodal se pone al servicio de la movilidad sostenible de las ciudades, por ende, del ciudadano y el ambiente.

 

###

La Alianza ANDI – FENALCO, tiene como objetivo promover el desarrollo del sector automotor y del país, trabajando por una movilidad incluyente, segura y positiva, basada en los múltiples beneficios que aporta el vehículo a los usuarios, transportadores, empresarios y a la sociedad en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *